Etenesh Diro fue protagonista de un episodio muy particular en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al correr la última parte de la carrera de 3.000 metros con obstáculos, con una sola zapatilla.

Diro encabezaba la prueba junto a la keniana Hyvin Kiyeng Jepkemoi cuando, a unas dos vueltas y media para la finalización, en uno de los obstáculos de la carrera, se fue contra el borde de la pista y parte de la zapatilla se le salió. Ella, agachada, decidió sacársela por completo y tirarla hecho que conmovió a todo el estadio. Poco después se detuvo de nuevo para quitarse también la media. A pesar de que trató de seguir el paso de su colega keniana, el incidente la retrasó y ya no pudo alcanzarla

Diro llegó en el séptimo lugar, se lanzó al piso y lloró desconsoladamente.