El inmovilismo en el que tradicionalmente se había instalado el fútbol se ha visto atacado por una corriente de renovación. En la última reunión de la International Football Association Board (IFAB), el órgano rector de las reglas del fútbol, se aprobaron un paquete de medidas que cambiarán el deporte tal y como lo conocemos. Las normas, que cuentan con el visto bueno de la FIFA, entran en vigor a partir de hoy y se aplicarán a todas las competiciones oficiales.

Se ha establecido un periodo de prueba de un año. En la Asamblea General de 2017, una vez evaluados los resultados, se aplicarían las normas de manera definitiva. Los cambios, lejos de ser imperceptibles, afectan tanto a los árbitros como a las sustituciones, los fueras de juego… e incluso a algo tan clásico como el saque del centro del campo con dos jugadores.