El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, ha enviado al Supremo Tribunal Federal la solicitud de prisión para el presidente del Senado Renan Calheiros, del senador y exministro de Temer, Rodrigo Jucá, del expresidente de la República Jose Sarney y del presidente de la cámara Eduardo Cunha. Todos del Partido Movimiento Democrático Brasileño, según publica el diario O Globo.

Las solicitudes se basan en acusaciones de que los cuatro políticos intentaron obstruir las investigaciones del caso Petrobas. Se tratan de conversaciones grabadas donde los senadores sugieren un plan para obstaculizar la operación policial a través del impeachment a Dilma Roussef. Rodrigo Jucá dimitió de su cargo por estas filtraciones.

Las peticiones de prisión están en manos del juez Zavascki desde hace una semana. Para el expresidente Sarney el fiscal ha pedido prisión domiciliar y el uso de una pulsera electrónica en el tobillo debido a su edad (86 años). También ha pedido el alejamiento de todos los cargos públicos.

El caso Petrobas parece que afecta a toda la clase política en general, tanto como al PT de Roussef y ahora a la cúpula del PMDB.  Es un momento delicado para el gobierno de Temer que asumió el poder hace menos de un mes, se ha comprometido a respetar las investigaciones aunque no ha destituido al presidente del Senado.