La fiscalía española solicitó para el exvicepresidente de España y exdirigente de Caja Madrid y Bankia, Rodrigo Rato, cuatro años y medio de cárcel por el caso de las tarjetas black. En esta investigación, las autoridades están haciendo pesquisas sobre 85 consejeros  y directivos de estas entidades que cargaron un total de 15, 5 millones de euros en tarjetas personales entre 1999 y 2012, sin declararlo a Hacienda.

RODRIGO_RATO_RT-8_01
Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno de España

Además del cumplimiento de estas penas de prisión, la fiscalía pide que Rodrigo Rato devuelva los 2, 69 millones de euros de los que está acusado de cargar a estas tarjetas y que pague una multa de 108.000 euros por delito de apropiación indebida.

En el caso de Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid entre 1996 y 2009, se solicita una pena de seis años de prisión y una indemnización de 9,34 millones de euros.