Científicos australianos alertan de que el 93% de la Gran Barrera de Coral está expuesta a un blanqueamiento sin precedentes. A causa de esto, casi la mitad de los corales que la componen podrían morir.

El blanqueamiento sucede cuando el agua se calienta demasiado y obliga a los corales a desprenderse de las algas que los recubren. Estas algas les proporcionan oxígeno y al quedarse sin ellas, los corales se calcifican.

El proceso es reversible hasta cierto punto, pero es necesario que bajen las temperaturas del agua. La previsión de los científicos no es muy optimista, ya que estiman que el 50% de los corales ya están muertos.

La gran barrera, declarada patrimonio de la humanidad en 1981, es uno de los símbolos de Australia. Sus más de 2,300 km de longitud albergan más de 400 especies de coral y sustentan una enorme biodiversidad.

Varios grupos ecologistas australianos llevan tiempo ya pidiendo que se proteja más la barrera de coral, y dejen de realizarse los proyectos de extracción de carbón en Queensland, frente a la Gran Barrera.