El fundador del Partido Radical de Serbia, Vojislav Seselj, ha sido absuelto de nueve cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad realizados en la guerra de Los Balcanes. Esta sentencia que fue pronunciada este jueves por el Tribunal Penal Internacional de Yugoslavia, se produce 13 años después de su entrega voluntaria a La Haya.

Los jueces explicaron que la acusación no pudo demostrar la unión directa entre “los delitos que existieron y los discursos políticos de Seselj”. La sentencia afirma que el segundo de Milosevic no fue el que ideó la limpieza étcnica, de la que le acusaban los fiscales.

Se trata del primer juicio de la Corte Internacional, en el que no está presente el acusado, ya que los jueces le permitieron irse a Belgrado en 2014, debido a que estaba enfermo de cáncer. Este proceso judicial ha sido muy largo debido a las interrupciones. Seselj estuvo dos veces en huelga de hambre, fue condenado por desacato por intimidar a testigos y fue candidato a las elecciones de Serbia, mientras estuvo en la cárcel.