La organización que comenzó su misión el pasado 23 de noviembre afirmó que habían registrado esta cantidad de llamadas durante su primera semana de existencia. La línea fue creada tras el testimonio del ex jugador del Newcastle, David Eatock.

Esto supone que la cantidad de llamadas triplicó las del mismo periodo, una vez se dio a conocer el escándalo de Jimmy Saville.

El director ejecutivo de NSPCC, Peter Wanless, dijo que había habido un “aumento asombroso” en la cantidad de personas que se ponían en contacto. “El número de jugadores de alto perfil que hablan valientemente sobre su calvario ha llamado la atención de todo el país.Hemos tenido un aumento asombroso en las llamadas a nuestra línea directa del fútbol, que revela la extensión preocupante del abuso que había estado pasando dentro del deporte”, comentó.

La línea de ayuda fue creada con el apoyo y la financiación de la Asociación de Fútbol. A las dos horas de la apertura de la línea de ayuda, la organización dijo que había sido contactada 50 veces por miembros del público. En los tres primeros días, había hecho 60 remisiones a la policía o a los servicios para menores.