La migración hacia el Reino Unido se elevó a 333.000 en 2015 de los que 184.000 personas son ciudadanos de otros estados miembros de la Unión Europea, según reveló este jueves la Oficina Nacional de Estadísticas.

Según las estimaciones se trata de la segunda cifra más alta de la historia.

Los nuevos datos se dan a conocer un mes antes del referéndum en el que los británicos deberán decidir si quieren seguir dentro del bloque.

La migración neta es el resultado del número de personas que llegaron a Reino Unido para permanecer al menos un año menos aquellas que abandonaron el país durante al menos un año.

La cifra de migración neta durante el año 2015 supone 20.000 personas más que las llegadas durante el año 2014, cuando hubo una migración neta de 313.000.

El exalcalde de Londres y miembro del partido Conservador, Boris Johnson, vocero del ‘Leave’ en el referendo, dijo David Cameron había sido “cínico” al prometer bajar la migración neta hasta menos de 100.000 mientras siguiera siendo el Reino Unido miembro de la Unión.