Después de cuatro días del inicio del recuento de las elecciones presidenciales en Perú, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) anunció que el candidato Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio, ganó los comicios con el 50,12% de los votos. La candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori quedó en segundo lugar con un 49,88% de los votos.

El neoliberal Kuczynski obtuvo un total de 8.580.474 votos frente a Fujimori que consiguió 8.539.036, es decir, que la diferencia entre el número de sufragios entre ambos candidatos fue de solo 41.438, lo que en términos porcentuales se traduce en un 0,3%.

Kuczynki aplazó dos veces una conferencia de prensa hasta que no estuvieran contabilizados el 100% de los votos. Las actas que aún no han sido contabilizadas, están esperando a ser evaluadas por el Jurado Nacional de Elecciones, ya que fueron impugnadas.

Sin embargo, el líder de Peruanos por el Kambio, ya ha comenzado a preparar el terreno para su Gobierno. Entre las primeras cuestiones que quiere abordar se encuentran la inseguridad y la reactivación de la economía.