La ONU reiteró su preocupación por la continuidad de los ensayos balísticos de la República Popular y Democrática de Corea.

Este miércoles lanzó dos mísiles y uno hizo impacto en aguas territoriales de Japón tras recorrer más de mil kilómetros, en lo que constituye el recorrido más largo alcanzado por un mísil norcoreano.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, afirmó que esas acciones atentan contra la estabilidad y la paz regional.

“Reiteramos nuestro llamamiento a Corea del Norte que escuche a la comunidad internacional en su solicitud de que ponga fin a esos ensayos y que regrese con un diálogo sincero a las negociaciones internacionales”, dijo el portavoz.

En julio, Corea del Norte disparó tres misiles balísticos al mar y dijo que se trataba de un ataque simulado contra Corea del Sur.