Una instancia de la ONU se ha pronunciado sobre el caso del fundador de WikiaLeaks, Julian Assange, y ha dicho que  ha sido “detenido arbitrariamente”, de acuerdo con la prensa británica. El organismo internacional reiteró que su determinación debe ser cumplida por Reino Unido y Suecia porque es “jurídicamente vinculante”.

Assange pidió asilo en la embajada de Ecuador en Londres en 2012 para evitar su extradición a Suecia donde se le acusa de asalto sexual, algo que él niega. Previamente Assange, dijo que podría entregarse este viernes a las autoridades británicas, si las Naciones Unidas anunciaba que había perdido su caso.

Assange, quien se encuentra recluido en la embajada de Ecuador en Londres desde el año 2012, indicó en un comunicado difundido por WikiLeaks en Twitter este jueves lo siguiente: “Si las Naciones Unidas anuncian mañana que he perdido mi caso contra Reino Unido y Suecia, saldré de la embajada al mediodía del viernes para aceptar el arresto por la policía británica, ya que no hay ninguna perspectiva significativa de nuevas apelaciones”.

Wikileaks_logo.svg
La ONU reconoce que la detención de Julian Assange fue ilegal

La Policía Metropolitana había dicho que iban a hacer “todos los esfuerzos” para arrestar al fundador de WikiLeaks. Assange ha sido protegido por el Gobierno de Ecuador, luego de que las autoridades suecas solicitaran su extradición. No se le ha acusado de ningún delito, pero se le ha buscado para ser interrogado en Suecia, en relación con supuestas agresiones sexuales denuncidas por dos mujeres.

El fundador de WikiLeaks había planteado repetidas preocupaciones acerca de las demandas suecas para ser interrogado en persona, debido a los temores de que pudiera ser extraditado a los Estados Unidos.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo que los abogados de Assange denunciaron ante la comisión de la ONU acerca de las características de las condiciones en las que estaba Assange, quien reveló miles de documentos secretos de EE.UU. a través de WikiLeaks.

A los países involucrados, Suecia y Reino Unido, “les tocará atender esas recomendaciones (de la ONU) y a nosotros también participar porque está en la embajada nuestra”, dijo el canciller Patiño.