La Mesa de Unidad Democrática (MUD) convocó una marcha para este jueves, con el objetivo de presionar al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que anuncie una fecha para la recolección de 3, 5 millones de firmas con el fin de convocar el referendo revocatorio contra Nicolás Maduro.

Los sondeos de opinión muestran que nueve de cada diez venezolanos califican como mala la situación del país y que un 80% está a favor de un cambio de presidencia. Esto se suma a la pésima situación económica y de desabastecimiento que está sufriendo al país y a la victoria de la Mesa de Unidad Democrática en las elecciones parlamentarias de diciembre.

Socorro Hernández, rectora del Consejo Nacional Electoral, anunció previamente a la concentración que el organismo no se dejará presionar por esta manifestación. El organismo ha comunicado que la recolección de firmas será probablemente a finales de octubre, lo que atrasaría el referendo hasta 2017.

Según la Constitución, si el referendo se realizara antes del 9 de enero y el Gobierno lo perdiera, se deberían convocar nuevos comicios generales para escoger a un presidente hasta 2019, pero si fuera después de esta fecha aunque el Gobierno perdiera, al superar la mitad de mandato, sería reemplazado por el vicepresidente en funciones. Con esta manifestación la Oposición pretende dar visibilidad a la mayoría que ha conseguido crear.