La policía británica ha tenido que disculparse por gritar “Ala es grande” durante un simulacro de ataque terrorista en un centro comercial de Manchester el pasado martes.

El video emitido en la televisión británica muestra a un hombre enmascarado corriendo y gritando la frase por el centro antes de hacer explotar la supuesta bomba.

Un alto oficial de la policía de Manchester, Gary Shewan, ha reconocido el error de vincular los ataques con el islam, no obstante remarca que el simulacro estaba basado en un ataque de una organización parecida al Estado Islámico.

El alcalde de Manchester también ha pedido que este incidente no se tenga en cuenta y que no influya en las relaciones de la ciudad con sus habitantes musulmanes.

La policía asegura que no hay ninguna amenaza específica en Manchester, y que el simulacro está preparado desde diciembre del año pasado. El ejercicio involucro a 800 personas, incluidos actores caracterizados con heridas de bala.