La policía de Londres contratará bufetes privados de abogados para perseguir a presuntos delincuentes cibernéticos y estafadores. Esta iniciativa se trata de un proyecto piloto realizado por el Ayuntamiento de Londres. Los agentes pasarán información de los sospechosos a los bufetes de abogados, que llevarán a los tribunales civiles para aprovechar el dinero.

Las autoridades explicaron que con este procedimiento harán frente con mayor eficacia al fraude, que es el principal tipo de delito que se produce un Londres, con unas cifras que alcanzan los 193 billones de libras.

Se espera que con este experimento, que está respaldado por Gobierno y estará supervisado por otros cuerpos de seguridad, sea más efectivo y rápido en la devolución del dinero a los afectados, llevando este procedimiento por tribunales civiles, y no por tribunales penales.

En la actualidad, la policía persigue a personas sospechosas de robar millones a través de delitos financieros, el juicio tiene lugar  en los tribunales penales, y necesitan probar su caso más allá de toda duda razonable. Después de la condena, se inicia un proceso largo para aprovechar los beneficios del delito, que pueden tardar años. La policía cree que algunos sospechosos utilizan la demora para ocultar sus activos.

El comandante Chris Greany, responsable de los delitos económicos en la policía de la Ciudad de Londres, dijo: “Es un gran cambio … La recuperación civil nos permite controlar el dinero de un criminal antes, y pagar de nuevo víctimas antes.”