Dos niños han resultado gravemente heridos y un hombre se encuentra desaparecido después de que la tormenta Imogen golpeara el sur de Inglaterra, con vientos huracanados que alcanzaron las 100 mph.

Las lluvias torrenciales además, han dejado a 13.000 hogares sin electricidad en el Reino Unido e Irlanda.

El inspector Mike Reid, de 54 años, no ha sido visto desde que fue llamado a un rescate de un grupo de alcatraces varados en rocas en la playa Porthchapel, cerca de Penzance en Cornualles.

Dermot Murphy, asistente de dirección de la Sociedad Protectora de Animales dijo: “Estamos extremadamente preocupados e instamos a cualquiera que pueda haber visto a Mike a ponerse en contacto con la policía Devon y Cornwall que están liderando la búsqueda”. “No se le ha visto desde que respondió a una llamada a nuestro centro nacional de control sobre las aves”, dijo Murphy, de acuerdo con reportes de prensa del Reino Unido.

En el pueblo de Bretforton, en Worcestershire, un niño de 5 años y una niña de 7, fueron trasladados al hospital con heridas graves en las piernas, después de haber quedado atrapados en los escombros cuando un muro se derrumbó sobre ellos. Los paramédicos estabilizaron a los pequeños antes de ser trasladados al hospital para recibir tratamiento, informó el  servicio de bomberos y rescate de Worcester.

En otro incidente separado, en Bognor Regis, West Sussex, un hombre resultó gravemente herido y su perro murió después de fuertes vientos derrumbaran un muro de piedra de 5 pies por donde pasaban.

La tormenta Imogen es la tercera que causa estragos en el Reino Unido en lo que va de año.