La Comisión Europea ha propuesto un plan en el que entregarán 10.000 euros por cada refugiado que reasienten los países comunitarios.

El comisario de Migración, Dimitris Avramopoulus, comentó que “el número exacto de reasentados lo fijará el Consejo Europeo y que los Estados serán libres de participar o no en él”. Esta cifra supera el incentivo de reubicación de refugiados desde Grecia e Italia, que está fijado en 6.000 euros.

Hasta el momento, desde Bruselas se han puesto en marcha distintas iniciativas para frenar la llegada de inmigrantes hasta los países comunitarios, entre ellas los incentivos para reasentar refugiados desde Grecia e Italia y el pacto con Turquía para acoger refugiados, pero estas iniciativas no han sido suficiente. Hasta ahora solo se han producido 3.056 de los 160.000 repartos fijados y 8.268 de los 22.000 reasentamientos previstos para este año.

Avramopoulos propone una medida que fije compromisos anuales y zonas geográficas de actuación prioritaria. Quedan fuera de este acuerdo Reino Unido, Dinamarca e Irlanda por su capacidad de desvincularse de las políticas de exterior y justicia comunitaria.

Varias organizaciones internacionales han criticado la gestión de la crisis de refugiados por parte de la Unión Europea.