El presidente de Estados Unidos ha alterado una visita de Estado, que llevaba preparada desde hace mucho tiempo, minutos antes de aterrizar en Londres, cuando a través de Twitter llamó al alcalde de Londres, Sadiq Khan, “perdedor redomado”.

Esto ha ocurrido, después de que el día anterior, el alcalde londinense  había relacionado a Trump con el fascismo. Los laboristas y los conservadores se han enfrentado sobre si hay que conservar la “relación especial” con Washington.

Los conservadores han reprochado a la izquierda británica su boicot a la visita de Estado de Trump. Este miércoles Trump participará junto a la Reina Isabel en una ceremonia para conmemorar el 75º aniversario del desembarco de las tropas aliadas francesas.