No hubo una alternativa al acuerdo de Brexit presentado por Theresa May, la Cámara de los Comunes se había propuesto sacar el proceso del punto muerto en que se encuentra cuando ya superó la fecha inicial del Brexit -29 de marzo de 2019.

Se trataba de: abandonar el bloque pero permaneciendo en una unión aduanera con la UE, mantener al país también dentro del mercado único europeo, organizar un segundo referéndum o revocar todo el proceso si no se alcanza un acuerdo.

Pero ninguna logró más votos positivos que negativos, como ya había ocurrido en una primera ronda indicativa el pasado miércoles.

El Parlamento británico se encuentra muy dividido sobre el acuerdo de Brexit negociado por Theresa May

“Esta es la segunda vez que la cámara considera opciones sobre el camino a seguir y una vez más no ha encontrado una mayoría para ninguna de las propuestas”, afirmó el ministro del Brexit, Stephen Barclay.

May dirige un gobierno muy dividido sobre el Brexit. “Este es el peor ejemplo de indisciplina en el gabinete de la historia política británica”, dijo Julian Smith, encargado de la disciplina de partido entre los tories.

Pero necesita desesperadamente encontrar una solución, ya que en una cumbre excepcional convocada el 10 de abril en Bruselas debe presentar sus nuevos planes ante unos dirigentes europeos cuya paciencia se está “agotando”, según advirtió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“El Brexit es un espectáculo lamentable, y lo digo de forma nada diplomática”, declaró el ministro alemán de Relaciones Europeas, Michael Roth. El eurodiputado Guy Verhofstadt, referente del Brexit en el Parlamento Europeo.