El poder de las redes sociales entre los adolescentes cada vez es mayor en el Reino Unido. Las últimas encuestas desvelan que los jóvenes no pueden vivir sin estar conectados a la social media, hasta el punto de que prefieren estar pendientes de las redes sociales antes que salir de fiesta y consumir alcohol.

Según el centro de investigación Think-Tank los jóvenes de entre 19 y 24 años están más interesados en tener unas redes sociales activas que en tomar alcohol, con respecto a hace 10 años. El 19 % de los adolescentes afirman que no beben, mientras que un 66% de ellos afirman que no puede vivir sin las redes sociales.

Pese a que estas estadísticas sorprenden a la mayoría de los expertos, no es un fenómeno que viene de lejos, porque a juzgar por los datos, los jóvenes dedican muchísimo tiempo a las redes sociales. Los últimos sondeos del Pew Research Center’s Relationships Survey afirman que el 71% de los jóvenes utilizan más de una red social.

Esta tendencia procedente de Estados Unidos se está generalizando en Europa. Entre las redes sociales más populares para los jóvenes se encuentran Facebook con un 41% de los adolescentes que la utilizan con frecuencia, seguidos del 20% en Instagram y del 11% en Snapchat. Además YouTube, arrastra cada día a millones de jóvenes como ventana para conocer el mundo.
La razón principal del incremento de la presencia de los jóvenes en las redes sociales es la generalización del uso de teléfonos móviles inteligentes o smartphones, ya que el 80% de los jóvenes tienen acceso a ellos y reciben al menos 30 mensajes por día. El impacto de las redes sociales en los jóvenes es una realidad cada vez más patente, los adolescentes están sumergidos en la sociedad de la conexión y del ahora.
YouTube la nueva ventana al mundo de los artistas
Con más de mil millones de usuarios y con 300 horas de vídeo subidas por minuto, YouTube se ha convertido en el principal escaparate de los artistas y famosos del momento. Una pequeña cámara o incluso un teléfono móvil y una conexión a internet se han convertido en el mejor aliado de las personas que quieren demostrar su talento al mundo.

Colgar un buen vídeo en YouTube con tus habilidades se ha convertido en el método más rápido y efectivo para darte a conocer en el universo de los mass media. El éxito se mira por número de clicks, y por supuesto, YouTube es un trampolín para poder acceder al resto de los medios de comunicación y a las empresas más poderosas del mundo audiovisual.
Justin Bieber es el paradigma de cómo ser famoso gracias a YouTube, el joven estadounidense subía a la red social los vídeos con covers de sus canciones favoritas hasta que el ejecutivo musical Scooter Braun lo descubrió. Lo mismo sucedió con el cantautor español Pablo Alborán, que logró llamar la atención de la cantante Kelly Rowland con los vídeos que colgó en YouTube.

Pero no solo los músicos tienen cabida en el abanico de amplios artistas que han saltado a la fama gracias a esta red social, sino que ha generado una serie de youtubers, personas que tienen un canal de YouTube de éxito. Este es el caso de Jenna Marbles, que con sus consejos para la vida diaria, ha conseguido que su canal de YouTube sea el quinto más seguido en el mundo. También Smosh es otro de los ejemplos de youtubers famosos, esta pareja de humoristas que son Ian Hecox y Anthony Padilla son muy populares gracias a sus doblajes de películas. Sin duda, la social media cada vez es más importante para poder estar en auge y para conseguir llegar a formar parte de la industria audiovisual actual.