Este fin de semana hizo un clima tan espectacular que los londinenses se volcaron a los parques para disfrutar del sol con temperaturas que superaron los 27 grados centígrados.

La primavera finalmente llegó a Londres. Según los meteorólogos estuvo 10 grados más caliente que Barcelona y Madrid. La  gente aprovechó para visitar los parques y las piscinas.

2016 podría ser el año más cálido registrado.  Emma Boorman, una pronosticadora del Servicio Meteorológico Nacional, dijo que en los cuatro países en el Reino Unido estaba haciendo calor y se han registrado altas temeperaturas.

No obstante, se esperan lluvias fuertes esta semana e incluso se han emitido varias alertas de inundaciones.