A partir de ahora, se podrán ver más policías armados en las calles de Londres tras los ataques terroristas de este año en Europa.

De acuerdo con información del comisionado de la Policía Metropolitana, Sir Bernard Hogan-Howe y el Alcalde de Londres Sadiq Khan, no solo habrá agentes armados en los puntos de referencia más conocidos de la ciudad.

La Policía Metropolitana hará un despliegue de 600 agentes más armados para contrarrestar la amenaza terrorista, que se incrementará a  un total de 2.800, según informó la BBC.

Los policías trabajarán de cara al público, tanto a pie como en vehículos. El objetivo, dijeron, era tranquilizar al público y disuadir a los posibles atacantes.

Este último anuncio se produce después de que 84 personas murieran cuando un camión chocó contra una gran multitud viendo un espectáculo de fuegos artificiales en Niza, en el sur de Francia el mes pasado.

Sir Bernard dijo: “No tenemos información de inteligencia de que habrá un ataque pronto, pero lo que sí sabemos es lo que hemos visto en Europa occidental. Hemos visto ataques en Alemania, en Bélgica, en Francia y sería absurdo ignorar eso, por lo que es importante que tengamos oficiales por ahí con armas de fuego para responder”.

El nivel de alerta terrorista en la capital británica se mantiene en “severo”. Esta medida se debe a una respuesta a largo plazo, a los ataques mortales que se han producido en Europa. La mayoría de los agentes de la Policía Metropolitana de Londres no llevan armas de fuego, de acuerdo con la normativa de la institución.

Londres fue golpeada por ataques terroristas el 7 de julio de 2005, cuando cuatro yihadistas atacaron tres trenes del metro y un autobús, matando a 52 personas.