La intérprete Adele brilló en los Brit Awards al obtener cuatro premios, entre ellos mejor álbum, pero quien dio que hablar en las redes sociales fue Lorde, la cantante de 19 años, de Nueva Zelanda, que hizo un sentido homenaje a David Bowie.

Bowie falleció a principios de enero, pocos días después de la salida de su último álbum Blackstar. Aunque ya le han rendido varios tributos, incluso la misma Lady Gaga, el que más ha gustado a la crítica ha sido el de la joven Lorde que interpretó Life on Mars con los músicos de la banda del mismo Bowie en su última gira de 2003.

El bajista Gail Ann Dorsey, el pianista Mike Garson, el batería Sterling Campbell, tecladista de Catherine Russell y los guitarristas Earl Slick y Gerry Leonard – acompañaron a la cantante.

Lorde fue presentada por el amigo del célebre músico, el actor Gary Oldman, y su actuación conmovió al público, que le dio una ovación de pie.

Antes de la actuación de Lorde, Annie Lennox dio un apasionado discurso a la audiencia sobre la importancia e influencia de Bowie en la música y la cultura.