El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, anunció que el Gobierno de Venezuela se ha reunido dos veces con la oposición en privado. El objetivo de los encuentros con la Mesa de Unidad Democrática (MUD) sería iniciar un diálogo.

Según informó Rodríguez, la Mesa de Unidad Democrática, había solicitado mantener estos encuentros en secreto. El secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, comentó que estas reuniones eran ciertas, comentando que “el país entró en una crisis de gobernabilidad muy grave”.

Algunos de los miembros de la oposición muestran sus reticencias ante estas reuniones, como Henrique Capriles, gobernador del Estado de Miranda, pero lo apoya por su pertenencia al partido.

El presidente de Venezuela está potenciando este diálogo para evitar el referendo revocatorio. En estos diálogos mediaron el expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero; el expresidente de Panamá, Martín Torrijos; y el de República Dominicana, Leonel Fernández.

Torrealba declaró que la existencia de las reuniones no significa que se haya iniciado un diálogo, ya que todavía esperan la activación del referendo revocatorio.