En Estados Unidos, el Partido Demócrata nominó este martes a Hillary Clinton como candidata a las elecciones presidenciales de noviembre. Esta elección, llega tras algunos días de tensión con el que fue su rival en las primarias, Bernie Sanders. El principal argumento que tienen los demócratas a la hora de votar es evitar que el republicano Donald Trump gane los comicios.

A las 18:39 hora local, Hillary obtuvo la mayoría de votos necesaria para configurarse como la candidata por el Partido Demócrata para presidir los Estados Unidos. Según el último recuento, Hillary Clinton tenía el apoyo de 2.814 delegados, frente a los 1.893 de Bernie Sanders, cuando la mayoría se había fijado en 2.383.

Después de que Vermont anunciara sus resultados, Bernie Sanders, senador por este Estado pidió el voto para Hillary Clinton, mostrando de esta forma, una mayor unidad después de que se vislumbraran las divisiones internas del partido durante las primarias.

Hillary Clinton será la primera mujer que se presenta a unas elecciones presidenciales en la historia de los Estados Unidos, en una conexión en directo con la convención comentó: “Es posible que yo sea la primera mujer presidenta, pero una de vosotras será la próxima”.