Según los cálculos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) cada español tendría que dedicar un año de trabajo para poder pagar la deuda pública. Como hay comunidades con más deudas que otras, esto se traduciría en que un extremeño, tendría que trabajar 484 días para poder pagar su parte de la de la deuda pública. En segundo lugar estaría Castilla- La Mancha con 482 días y e el tercero se encontraría Valencia con 464.

Las comunidades que tienen menor deuda son Madrid, en la que solo serían necesarios 255 días de trabajo para saldar la deuda, seguida de País Vasco con 264 días y Navarra con 292. En términos generales el español medio tendría que dedicar un año de trabajo para pagar la deuda pública.

El organismo dice que a pesar de estos datos, la deuda pública es sostenible y decreciente, en especial a partir de 2018. Sin embargo, habría que esperar a 2036 para cumplir con el objetivo de Bruselas del 60% del PIB.