” A las personas nos gusta contar historias. Es algo que viene del principio de los tiempos, los contadores de historias que recorrían los pueblos eran esperados como agua de mayo, porque de repente se reunía el pueblo ante el fuego, les contaban una historia les hacían viajar, imaginar, soñar…” así se refiere el actor Pietro Olivera a su pasión por el teatro. Una pasión que mostró en su interpretación junto al resto de sus compañeros en la obra Los espejos de Don Quijote.

DSC_0426 Durante una entrevista en ACULCO Media, el director y autor de la obra, Alberto Herreros; el actor Pietro Olivera y la actriz Blanca Jara contaron su experiencia con la obra Los espejos de Don Quijote, que representaron en el Festival de Teatro Español de Londres.

“Dirigido por Mariví Rodríguez, la verdad que han venido grandes montajes en estos cuatro años. Estamos encantados de estar aquí, de haber estrenado a nivel mundial, encantados de la ciudad, del festival y del público”, comenta Alberto, sobre la experiencia de haber participado en el Spanish Theatre Festival de Londres.

Los espejos de Don Quijote narran “un episodio que le ocurrió a Cervantes, que es el encarcelamiento en Sevilla. Cervantes vuelve de la guerra y hace multitud de oficios para el Rey, buscando pasaporte a las Indias, porque quería salir de España y acaba encarcelado en Sevilla. Recaudaba unos impuestos y no está muy claro si el banco en que los depositó quebró o si él había robado al Rey parte de los impuestos. Al final salió a los cuatro meses, osea, que parece que era o lo tomaron como inocente”, comenta Alberto.

Para dar vida a esta obra Alberto Herreros se ha valido de la figura de Miguel de Cervantes, interpretado por Jorge Machín; Dorotea, cuyo papel es encarnado por Blanca Jara; Pietro Olivera le da vida al carcelero; y Daniel Moreno actuará como un Shakespeare en busca de ideas, ya que la obra “explora aquel episodio histórico y algo de la mitología cervantino shakespeariana”, matiza Alberto.

Durante la entrevista Blanca y Pietro explican cómo se preparan a los personajes que tienen que interpretar. “Tienes que hacer que el personaje sea una persona, tiene que ver contigo, con tu manera de ver las cosas y de relacionarte”, cuenta Pietro.

El teatro es entregarte al público desde el primer momento, como afirma Blanca lo más que le gusta de este género es “el contacto con el público, que es este momento, aquí ahora, esto es lo que estamos haciendo, os estoy entregando toda mi alma y no tengo posibilidad de error y eso es maravilloso”.

Pero esta no es la única obra que tiene la compañía Pánico Escénico, que ya destacó con El Greco y la legión Tebana, que ha obtenido galardones como el premio Dama de la Victoria al Mejor Montaje Internacional de 2015, en México, y que ha contado con una gira internacional.DSC_0446

Pánico Escénico nació en 2012 de la mano de Alberto Herreros y se ha convertido en una fundación que apoya a proyectos sociales y a nuevos autores. Surgió en un momento crítico en la sociedad española con una grave crisis económica y con una peculiar situación de los resortes y circuitos de arte.  “Con ese pánico escénico y social tratamos de tocar realidades más sensibles, para generar que el arte tenga más sentido de lo que siempre tendrá”, comenta Alberto.

Blanca, Pietro y Alberto se despiden de los estudios de ACULCO Media con un gran deseo, expresarse y crear nuevos puntos de vista a través de la interpretación: “favorecer al teatro como el arte del presente y como ese arte que en Grecia tenía un lugar central, lo crearon para eso como un lugar de encuentro cercano entre ciudadanos y ser un espacio de regeneración social”.

 

Elizabeth Santana