Un estudio realizado por el gigante financiero UBS ha revelado que los londinenses trabajan una media de 33 horas y media a la semana, es decir menos de 8 horas al día.

Londres aparece la número 17 en la lista de las 71 ciudades incluidas en dicho estudio, que revela que pasan en sus puestos de trabajo dos horas y media menos que la media.

UBS también ha expuesto que el promedio de vacaciones retribuidas para los londinenses, 25 días al año, es de dos días más que el promedio global.

Por otra parte, los franceses son los que menos horas pasan en su escritorio a la semana, una media de 30 horas y 50 minutos en París y no más de 31 horas y 22 minutos en Lyon.

Y sin duda, la semana laboral de Londres fue eclipsada por la ciudad china de Hong Kong, donde los trabajadores hacen un promedio de 50 horas semanales. Además, parece que no son recompensados con vacaciones por su agitada agenda recibiendo solamente 17,2 días de vacaciones pagadas.

El estudio de UBS tomó los datos de 15 profesiones variadas como banqueros o enfermeros  que llevan trabajando más de un año en sus puestos de trabajo.