Padres en el sur este de Londres han sido alertados a mantenerse atentos luego de que la policía haya recibido reportes de múltiples intentos de secuestro de niños en las semanas pasadas.

Los incidentes ocurrieron en Wimbledon y Raynes Park desde el 7 de junio.

En un caso en particular un hombre en una camioneta blanca se detuvo junto a un niño en la intersección de Church Road y Burgley Road y le pregunto si quería que lo llevara hasta el colegio King’s College. Después de que el niño le dijera repetidas veces que no y se reusara el conductor insistía con persuadirlo.

Otros padres en Sutton también informaron que desconocidos se habían acercado a un grupo de estudiantes dos veces en el transcurso de una semana.

La policía en tanto ha incrementado la vigilancia en el área, y están trabajando con las autoridades locales para garantizar la seguridad de la población.