Miles de peruanos marcharon en apoyo a la propuesta del presidente Martín Vízcarra, resistida por el Congreso, de recortar un año su mandato y el de los legisladores, y adelantar las elecciones para 2020.

“Pedimos una salida democrática: devolver el poder al pueblo”, declaró la ex candidata presidencial izquierdista Verónika Mendoza en la marcha en la capital, en la que participaron unas 3.000 personas, según estimaciones de medios. Marchas similares hubo en otras ciudades del país.

La movilización fue convocada por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, sindicatos y otras organizaciones, pero algunos internautas lamentaron que coincidiera con un partido amistoso de la selección de fútbol de Perú con Ecuador en Estados Unidos.

La marcha recibió el miércoles un guiño de Vizcarra, quien justificó la indignación de la ciudadanía ante la “intimidación” del Congreso, que se refleja en recurrentes interpelaciones a ministros y la periódica formación de comisiones investigadoras.