El principal sindicato de Bolivia, Central Obrera Boliviana, llamó a una huelga general de 72 horas, en protesta contra el Gobierno de Evo Morales, por el cierre de la fábrica estatal de textiles Enatex, que supondrá el despido de más de 800 trabajadores.

El líder del sindicato, Guido Mitma, anunció que: “Mientras no seamos atendidos seguiremos en pie de lucha… A partir del miércoles empieza el paro de 72 horas”.

Por su parte, el presidente boliviano, Evo Morales, calificó de “ilegal” esta convocatoria de huelga.

Central Obrera Boliviana convocó dos huelgas la semana pasada de 24 y 48 horas, que tuvieron poco seguimiento y lideró manifestaciones de miles de personas en varias ciudades.

Los trabajadores quieren impedir el cierre de Enatex, mientras que el Ejecutivo no quiere dar marcha atrás a su decisión de cerrar la fábrica, porque afirma que su situación es insostenible.