Según comunicó el ministro de Asuntos Exteriores alemán, seis personas fallecieron y al menos 120 resultaron heridas en un ataque contra el consulado alemán, situado en Mazar-e-Sharif, principal ciudad al norte de Afganistán, este jueves por a las 23:00 (hora local).

Los talibanes han asumido la autoría del ataque y expresaron que se trata de una “venganza” por los bombardeos de Estados Unidos en la provincia de Kanduz, por los que han muerto durante este mes 32 civiles.

Según informó la agencia France Press el terrorista suicida empotró un vehículo cargado de explosivos contra un muro del consulado, la explosión fue seguida de un tiroteo, que alertó a los vecinos de la zona.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, compareció ante los medios para informar de la situación y comentó que el ataque se producía mientras el Gobierno germano está decidiendo su futura implicación en Afganistán.