Buñuel
Luis Buñuel

La obra de ficción que dio el pistoletazo de salida al cine surrealista fue Un perro andaluz, cortometraje en el que sus realizadores, Luis Buñuel y Salvador Dalí, rechazan contundentemente los valores fílmicos tradicionales y acometen una nueva forma de narración audiovisual, dentro de la capacidad del cine surrealista. Este filme, que está dotado de una extraordinaria fuerza visual y de una creatividad e imaginación sin precedentes, sirvió para provocar ansiedad en el espectador por su manera de distorsionar la realidad.

Según el propio Buñuel escribieron el guion siguiendo una regla muy simple; no aceptar idea ni imagen que pudiera dar lugar a una explicación racional, psicológica o cultural. Un perro andaluz surgió de la convergencia de los sueños de dos genios como Salvador Dalí y Buñuel.
Pero el cine del realizador turolense no destaca solo por ser un referente en lo surrealista,sino por el tratamiento de diversos temas en sus obras impropios de la época, como pueden ser la religión, la sexualidad, la política o los ataques a la burguesía.
Todos estos temas los presenta en la que muchos consideran que es su mejor obra, Viridiana, en la que en el año 1961 habla sobre la liberación de la sexualidad reprimida y del fetichismo en la secuencia en la que Don Jaime se traviste con el corsé y los zapatos de tacón de su difunta esposa, o de la religión como arma de doble filo en la que destaca una imagen en la que aparece un extraño crucifijo que esconde una navaja. También insiste en la ineficacia de la caridad a baja escala, que solo sirve para limpiar conciencias o compara ideas políticas como el Idealismo y el Materialismo todo ello tratado de una manera muy sutil y sugerente para evitar la censura propia de la época.

El angel exterminadorOtra de sus obras surrealistas culmen es El ángel exterminador, que cuenta la historia de varios burgueses que no consiguen abandonar una mansión donde han sido invitados a cenar. Una vez son obligados a convivir, la cortesía da paso a la agresión, exponiendo la naturaleza humana. De esta manera Buñuel nos enseña los entresijos de la burguesía acomodada, sus hipocresías y sus miserias, mediante imágenes cargadas de esa simbología propia de toda su obra que a su vez nos da las pautas del comportamiento humano.
Según palabras del propio realizador, “si el filme que van a ver les parece enigmático e incoherente, también la vida lo es. Es repetitivo como la vida y, como la vida, sujeto a múltiples interpretaciones”, “la mejor explicación del filme es que no tiene explicación racional; es pura poesía, y nadie pide que le expliquen un poema”.

Una de sus obras francesas más importantes es, Belle de jour, que explora la sexualidad como ninguna otra obra anterior. En esta obra Buñuel hace que sea la esposa la que busca el placer sexual fuera del matrimonio trabajando en un burdel, dándole de este modo la vuelta a la tortilla, en la época en la que solo los hombres buscaban placer fuera del matrimonio.
La película desarrolla un drama psicológico que se manifiesta a través de una conducta sexual desordenada, dando lugar a fantasías eróticas perversas e impulsando comportamientos de riesgo, permitiendo al director explorar la psicología de su personaje protagonista.
La cinta suma sueños, fantasías, imaginación, símbolos y realidad mezclándolos con prácticas como voyeurismo, pedofilia, sadismo, sadomasoquismo, dominación, humillación, machismo, fetichismo o celos.
Este filme afronta un problema humano oscuro y de alcance dramático con una atractiva combinación de recursos realistas, simbólicos y surrealistas.Bella de dia

 

Sergio Gómez