Luis Miguel en problemas

0
267

Alejandro Fernández y Luis Miguel acordaron en 2015 realizar una serie de conciertos al año siguiente. Pero pese a que había un contrato de por medio, Luis Miguel decidió abandonar la gira.

La Fiscalía de la Ciudad de México lo ha llamado a declarar por una demanda que ha interpuesto la agencia de Fernández. Ellos se comprometieron a dar al menos cinco millones de dólares de anticipo, además de amoldarse a la agenda de El Sol. Ahora piden que el dinero sea devuelto porque “a pesar de los esfuerzos económicos y laborales del Potrillo, no se llegó a ningún acuerdo”, explican en un comunicado. Y añaden: “Nos vemos en la necesidad de hacer esta aclaración para que ni medios de comunicación, ni empresarios, ni el público en general puedan ser engañados con una gira que al día de hoy no existe”.

Esos no son los únicos problemas a los que se enfrenta la estrella mexicana, a fines del año pasado perdió otra demanda millonaria contra su ex manager, William Brockhaus, que lo acusó de incumplir el contrato laboral y lo obligaba a devolverle un millón de dólares.

El declive tuvo inicio el 9 de febrero de 2015 en Mérida, Yucatán. Después de una hora de espera y de los abucheos del público, tuvo que presentarse el organizador del evento para zanjar el asunto: “El artista simple y sencillamente se metió a su cuarto, pidió botellas de alcohol y está emborrachándose. Por eso es que no se presentó y esa es la verdad. No sabemos si va a venir, no ha tenido ni la decencia de cancelar”.

Sin dudas este no es el marco ideal para festejar sus 35 años de carrera, por delante hoy hay solo incertidumbre. ¿Volverá a ser el rey?