El presidente argentino Mauricio Macri calificó como “desastre” la situación en Venezuela en una entrevista con el Financial Times.

“No puedo entender cómo la gente puede decir que están practicando la democracia, eso no es democracia”, dijo negando con la cabeza, según describe el periodista Benedict Mander, del FT.

Macri rechaza toda sugerencia de que ablandó su postura hacia el régimen de Nicolás Maduro desde que llegó al poder. E insistió que ha luchado por un referéndum para remover a Maduro así como por “la libertad de los presos políticos”.

“¿Después de tantos falsos amaneceres en Argentina en las últimas décadas, por qué las cosas ahora serían diferentes?”, preguntó el diario.

 

“Es la misma pregunta que me hacen en Berlín, Davos, Scilicon Valley. Realmente creo que finalmente hemos aprendido de nuestros errores”, y señala el hecho de que todas las grandes leyes que el gobierno ha enviado al Congreso este año han sido aprobadas con “increíble” mayoría como evidencia de que el Partido Peronista “apoya lo que estamos haciendo”.

“Esto muestra una Argentina diferente. Hay una nueva generación en la política que quiere ser parte del Siglo XXI”.