El presidente de Argentina, Mauricio Macri, logró un acuerdo con los empresarios para frenar los despidos durante tres meses, ante la ola de protestas sindicales que se está viviendo en el país y con la Oposición al borde de aprobar una ley antidespidos.

El dirigente argentino consiguió firmar en la Casa Rosada, un acuerdo formal con los principales empresarios del país para no despedir a sus empleados durante 90 días. Desde el Ejecutivo argentino aseguran que el país está viviendo uno de los peores momentos de la crisis, con una inflación del 40%, y consideran que en ese plazo de tres meses la situación habrá mejorado.

La semana pasada hubo una manifestación de los principales sindicatos peronistas y la posibilidad de propuesta de una ley antidespidos por parte de la oposición durante 180 días.

Macri rechaza esta norma y ha manifestado que si se aprueba está dispuesto a vetarla. Con este acuerdo, avanza en las negociaciones, tanto con sindicatos como con empresarios.