El primer ministro de Francia, Manuel Valls frenó las expectativas del primer ministro de Reino Unido, David Cameron, de cerrar un acuerdo sobre la situación del Reino Unido en la Unión Europea en febrero próximo.

Valls declaró que creía que el acuerdo que desea Cameron cerrar llevará un poco más de tiempo. No obstante, dijo durante un encuentro sobre el futuro de Europa que era bastante optimista sobre el tema.

Cameron quiere alcanzar un acuerdo lo antes posible para poder convocar el referéndum sobre el Brexit para junio próximo. Pero también manifestó que si no es un buen acuerdo, no tiene prisa porque “es mucho mejor conseguir que sea un buen acuerdo que cerrarlo con rapidez”.

La Comisión Europea reconoció que las negociaciones con el Reino Unido están retrasando la propuesta sobre movilidad laboral dentro de las fronteras comunitarias.

Asimismo, la comisaria de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, Marianne Thyssen, dijo en rueda de prensa que no se puede negar lo que es cierto, y las propuestas del Primer Ministro británico están interfiriendo en las medidas.

Entre los temas sobre los que Londres ha pedido modificaciones el más polémico es el plan británico de eliminar los beneficios sociales a los inmigrantes europeos en sus primeros cuatro años en Reino Unido. Las otras tres áreas que negocia Cameron están relacionadas con la eurozona, la soberanía y la competitividad.