Jean Todt y Bernie Ecclestone han aceptado los ruegos, esta vez de todos los equipos juntos, que clamaban por la vuelta de la Fórmula 1 al sistema de calificación vigente desde la temporada 2006 al 2015, y que tanto se ha echado de menos durante los dos primeros grandes premios de la temporada.

Ambos acudieron a la reunión programada para hoy con la idea clara de presentar sólo dos opciones a votar, o la nueva calificación o su última propuesta de hacer una media entre los dos mejores tiempos de cada manga; pero se han encontrado con un gran muro en forma de carta, firmada por cada uno de los 11 equipos de la parrilla, en la que exigían obviar cualquier nueva idea y volver a lo que había antes.