Más de 35.000 venezolanos cruzaron este domingo, la frontera hacia Colombia para comprar en la ciudad de Cúcuta productos de primera necesidad como: café, leche, azúcar, aceite, papel higiénico… En total, se dejaron el equivalente a dos salarios mínimos en su país, después de que hace casi un año, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretara el estado de excepción y se cerrara ese lado de la frontera.

 
El gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora, declaró que Maduro había ordenado que “el cerco se levantara”. Las autoridades sabían que habría gente que querría cruzar la frontera, pero la cantidad de personas que acudieron superaron sus expectativas.

 
Según datos de la Federación Nacional de Comerciantes, uno de los comercios vendió un 190% más de productos que un domingo habitual. Una de las mujeres venezolanas que acudió a adquirir productos comentó: “Si mañana vuelven a abrir, vendré, no me importa gastar todo mi dinero, en Venezuela no queda nada”.

 
Para este lunes lo único que está claro es la apertura de corredores humanitarios para escolares y enfermos. Los venezolanos están a la espera de que se vuelvan a abrir las fronteras para continuar adquiriendo productos de primera necesidad.