El presidente de Argentina Mauricio Macri dio su primer discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. El Presidente se refirió a la soberanía de las islas Malvinas, el plan para recibir a refugiados sirios, el cambio climático y la adhesión argentina a la agenda sostenible del organismo.

La semana pasada se habló de una negociación entre Argentina y Gran Bretaña que incluye la reanudación de los vuelos del continente a las islas y la explotación conjunta de pesca e hidrocarburos en la zona marítima del conflicto.

Sin embargo, el presidente descartó una reunión bilateral con la primera ministra británica, Theresa May, quien también participará hoy de la Asamblea General. “Bilateral no hay por ahora. Tal vez un encuentro casual, pero no tanto como una bilateral”, dijo ayer Macri en un diálogo con periodistas.

Según información oficial, la agenda de Macri se completa con un almuerzo ofrecido por el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, una cumbre para tratar la crisis de los refugiados y una recepción vespertina donde el anfitrión será Obama.