La primera ministra británica, Theresa May, anunció este martes en la Cámara de los Comunes que si su plan de Brexit volvía a ser rechazado el próximo 12 de marzo, abre la posibilidad de pedir a la Unión Europea una prórroga de la fecha de salida. En otros términos, se solicitará una extensión del artículo 50 del Tratado de Roma.

May dijo que “si el Gobierno no logra respaldo a su plan el próximo 12 de marzo, presentaremos al día siguiente una nueva moción preguntando a los diputados si están dispuestos a salir de la Unión Europea sin acuerdo. Si rechazan esta idea, presentaremos el día 14 una nueva moción para preguntar a la Cámara si debemos solicitar una extensión breve y limitada del artículo 50”.

La primera ministra británica ha comentado que  no está conforme con la posibilidad de que se alargue el Brexit  y ha aclarado que si Reino Unido no sale de la Unión Europea antes de junio, tendría que participar en los comicios europeos.