May facilitará la deportación de extranjeros sospechosos de terrorismo

0
73
La primera ministra británica, Theresa May. Imagen de archivo.
La primera ministra británica, Theresa May. Imagen de archivo.

La primera ministra, Theresa May, ha declarado que está dispuesta a acabar con las leyes de derechos humanos para imponer nuevas restricciones a los sospechosos de terrorismo, mientras buscaba obtener el control de la agenda de seguridad a tan sólo 36 horas de las elecciones.

Según The Guardian, la primera ministra dijo que estaba buscando la manera de hacer más fácil la deportación de extranjeros sospechosos de terrorismo y aumentar los controles sobre los extremistas cuando se supongan sean una amenaza, aunque no haya suficiente evidencia para procesarlos.

La intervención de May es evaluada como el último recurso después de días de presión por los cortes presupuestarios que ha hecho con la policía a través de los años, y las dudas sobre las fallas de inteligencia, después de los ataques terroristas en el puente de Londres, Manchester y Westminster.

May dijo: “Me refiero a penas de prisión más largas para las personas condenadas por delitos de terrorismo. Me refiero a hacer más fácil para las autoridades de deportar a extranjeros sospechosos de terrorismo a sus países. Me refiero a hacer más para restringir la libertad y los movimientos de los sospechosos de terrorismo cuando tenemos suficiente evidencia para saber que supongan una amenaza, aunque no existan pruebas suficientes para procesarlos en la corte”.

Y agregó: “Y si las leyes de derechos humanos nos impiden hacerlo, vamos a cambiar esas leyes sabemos que podemos hacerlo”.

Los conservadores han prometido no retirarse de la Convención Europea de Derechos Humanos durante el próximo Parlamento pero podrían empezar a tratar de sustituir o modificar partes de la Ley de Derechos Humanos después de que el Reino Unido salga de la UE.