En los últimos años la Comic Con ha adquirido una gran popularidad, lo que la ha llevado a proliferar internacionalmente, pero ¿cómo surgió y qué es exactamente?

Este evento fue fundado en el año 1970 por un grupo de fanáticos de los cómics, las películas y la ciencia ficción, que se unieron para crear la primera convención dedicada a los cómics en San Diego, en el sur de California. Esta primera convención, la “Minicon” duró un día y contó con dos invitados especiales. Cien personas acudieron y sus fundadores consiguieron el capital suficiente para cumplir sus sueños: una Comic Con a lo grande.  Ese mismo año se llevó a cabo la “San Diego’s Golden State Comic-Con”, que duró tres días y atrajo a más de trescientos invitados que pudieron presenciar un evento que marcaría las pautas para lo que ahora conocemos como Comic Con.

 

En la actualidad, la convención mantiene eventos tradicionales, como salas de proyección de cine de animación japonés, eventos dedicados a los videojuegos y muchas horas dedicadas a diversos los aspectos de los cómics y la cultura pop. Además, en los últimos años se han ido incluyendo muchas más series de televisión, pudiendo encontrar paneles dedicados a los actores, guionistas, productores y todo lo relacionado con el mundo de cada serie. Lo mismo ha sucedido con los videojuegos, que cada vez tienen un espacio más prominente en este evento y, en muchos casos (como el del Band Hero), ayudan a hacer de él una verdadera fiesta.

Es cierto que esta diversidad hace que la Comic Con se aleje un poco de aquello que le dio su nombre: los comics ya no son el elemento principal. Sin embargo, demuestra que es un cajón de sastre en constante evolución, que crece cada año y responde a las demandas del público, para que todo el mundo pueda encontrar algo de su interés.

CC Foto2 (Laura Sindall and Lex Lare, winners of the cosplay contest)

El MCM (Movie Comics Media) Expo Group es la empresa británica encargada de acercar este tipo de experiencias al público de Reino Unido, produciendo el evento dos veces al año, en mayo y en octubre. Así, el pasado 29 de mayo arrancó en Londres la primera parte de la Comic Con de este año. Unas 10.000 personas se acercaron al ExCeL London para pasar un fin de semana de cine, gaming, comics, anime, televisión y muchas cosas más.

Nada más entrar al espacio, nos encontramos con el Exhibit Hall, un lugar donde importantes empresas de la industria cinematográfica se encuentran con el público y donde los más frikis podrán descubrir un montón de cosas que llevarse a casa. Cerca de la entrada, también se instaló un gran escenario donde tuvieron lugar los concursos de cosplay, que se ha convertido en uno de los principales atractivos del espectáculo. El cosplay es lo que tradicionalmente conocemos como un concurso de disfraces, del cual se diferencia en que los participantes van disfrazados de sus personajes preferidos de cómic, anime y videojuegos. Además del disfraz en sí, los participantes se presentan con una pequeña actuación que puede ir desde simples poses hasta un baile, pasando por representaciones de momentos de la historia de dichos personajes. Las ganadoras del concurso del pasado mayo, Laura Sindall y Lex Lare, que nos trajeron un trocito del mundo de Final Fantasy, se irán a competir a el mundial de cosplay en Japón.

Los cosplayers también encontraron su huequito en el espacio llamado MCM Fringe Festival, donde se reúnen para organizar sesiones de fotos y quedadas varias: los picnics y torneos de videojuegos suelen ser todo un éxito.

Seguimos avanzando por el recinto y nos topamos con Comic Village, un área en la que cientos de artistas venden sus trabajos, ilustraciones y comics.

Tampoco podía faltar una visita a la cúpula del VidfestUK, un lugar dedicado al ‘online visual media’, que hace un recorrido por los distintos productos que encuentran su soporte en plataformas online de vídeo: animación, blogs, webseries y varios youtubers invitados se dieron cita en este espacio durante el fin de semana para dar pequeñas charlas de temas muy variados e interesantes.

Después de todo esto, tocaba una parada en la zona de los videojuegos para probar las últimas novedades. Y, para los que prefieren disfrutar de los eSports desde la grada, también hay un espacio donde disfrutar de unas partidas de Heartstone.

Y, por supuesto, no podía hacerse una Comic Con sin invitados. Actores de muchas series fetiche (Juego de tronos, Being human y Lost girl entre otros) y de aclamadas películas (por ejemplo, la inolvidable Willow) pasaron gran parte del fin de semana entre sesiones de fotos, ruedas de prensa y firmas de autógrafos. Algunos incluso dieron charlas y talleres.

Sin duda, un fin de semana distinto en el que lo primordial es la diversión.

 

Laura León