Los médicos del Reino Unido volvieron a convocar una huelga para la próxima semana en vista de que las conversaciones con el gobierno sobre mejoras salariales no han podido llegar a una solución. La acción se llevará a cabo el próximo 10 de febrero.

Los líderes sindicales aseguraron que los médicos proporcionarán atención en las emergencias de los hospitales para minimizar el impacto de la medida.

Sin embargo, la huelga va a durar más de lo previsto – 24 horas, en lugar de las 9 horas previstas al inicio de las conversaciones.

La medida ocasionará una cancelación masiva de tratamientos de rutina y exámenes médicos.