El niño afgano que se hizo conocido en todo el mundo por una foto en la que usaba una camiseta hecha con una bolsa, pudo cumplir su sueño.

Murtaza Ahmadi con la camiseta enviada por Messi

El mejor jugador del mundo le envió dos camisetas originales y autografiadas, una de la Selección Argentina y otra del Barcelona. Además de un pelota.

Unicef, que tiene a  Messi como Embajador de Buena Voluntad, hizo de nexo para que Murtaza pueda tener la camiseta original.

Hace poco más de un mes, la foto del niño afgano usando una bolsa de nylon con los colores celeste y blanca, con el número 10 y el nombre Messi pintados con una fibra azul, se viralizó en las redes sociales y conmovió a todos incluso al propio jugador.

“¡­Murtaza vio hoy cumplido uno de sus mayores sueños! “, indicó en un comunicado Unicef.  “Amo a Messi y mi camiseta dice que él me ama”, afirmó Murtaza tras recibir el regalo de su jugador preferido.

“Unicef nos dijo que esperáramos para el encuentro de Murtaza con Messi, pero aún no sabemos cuándo se conocerán”, apuntó Ahmadi el padre del pequeño