La periodista Anabel Flores Salazar, ha sido secuestrada por hombres armados en su casa de Orizaba, en el estado de Veracruz.

Salazar cubría información policíaca y trabajaba para varios diarios.

El Comité para la Protección de los Periodistas pidió a las autoridades “hacer todo lo que esté a su alcance” para encontrar a la reportera.

“Veracruz se ha convertido en una de las regiones más peligrosas para la prensa en todo el mundo, donde se limitan los derechos de los ciudadanos a acceder a información vital sobre la crimen y la corrupción”, afirmó Carlos Lauría, coordinador del Programa de las Américas del CPJ.

Al menos 15 periodistas han muerto en Veracruz desde 2010, uno de los estados mexicanos donde es más peligroso ser periodista.