La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, dio un conmovedor discurso donde arremetió contra el candidato republicano, Donald Trump, por presumir de abusar de las mujeres.

“No puedo creer que esté diciendo que un candidato a presidente de Estados Unidos ha presumido sobre violar mujeres”, dijo Obama al hablar durante un mitin de la campaña de la candidata Hillary Clinton en Manchester, New Hampshire.

La esposa del president Barack Obama dijo que las palabras de Trump en una cinta refiriéndose a las mujeres eran “perturbadoras” y “degradantes”.

Además, lamentó el “lenguaje lleno de odio e hiriente sobre las mujeres” durante la campaña, y dijo que es “doloroso” especialmente para quienes esperan que los líderes tengan “estándares básicos de decencia humana”.

En su alocución, donde varias veces se le quebró la voz, dijo que los comentarios hechos por Trump en la cinta grabada en 2005, la dejaron “estremecida”, y agregó que no podía dejar de pensar en las palabras del candidato republicano.

En la cinta de esa fecha se puede escuchar a Trump describiendo cómo él usa su estatus de celebridad para tener acceso a mujeres.

Después de que The Washington Post publicase la cinta, varias mujeres han denunciado que Trump las tocó de forma inapropiada. Trump ha negado esas acusaciones.

Este discurso, junto con su discurso en la Convención Nacional Demócrata, son dos de los mejores – tal vez los dos mejores – dados por cualquier figura pública este año, dicen los analistas.

En un discurso en julio y de nuevo el jueves, Obama fue capaz de tocar algo mucho más profundo que el tema “demócrata” o “republicano”. Ella, en ambos casos, habló, como dice The Washington Post, de algo que compartimos todos los humanos, y que es capaz de trascender más allá del discurso de campaña de los Estados Unidos.