Miles de ciudadanos de la Unión Europea marcharon este fin de semana en el centro de Londres para pedir al Parlamento que el referendo no tenga la última palabra sobre el Brexit.

Se estima que entre 2 millones y medio y 3 millones de europeos hacen vida en Gran Bretaña y tras la consulta quedan en un estatus legal incierto.

Este sábado en la llamada “Marcha por Europa” lo manifestantes expresaron su rechazo a la salida de Reino Unido del bloque.

También muchos británicos en contra de esta medida recorrieron las calles de Londres hasta llegar a la Plaza del Parlamento, donde realizan un multitudinario picnic anti-brexit.

 “Podemos evitar el Brexit si nos negamos a aceptar el referendo como la última palabra”, dijo Kieran MacDermott, organizador de la marcha y estudiante del King’s College de Londres.

“No abandonemos a la próxima generación. Manifestémonos, protestemos, detengamos el Brexit”, dijo en la página de Facebook desde donde se hizo la convocatoria que congregó a más de 40 mil personas.