Muchas escuelas en Inglaterra están cerradas este martes como consecuencia de una huelga organizada por los miembros de la Unión Nacional de Profesores  que piden más fondos para los centros de enseñanza.

Kevin Courtney, de la NUT, por sus siglas en inglés, dijo que los presupuestos escolares no se ajustaban al constante aumento de los costos.

La NUT está organizando marchas y concentraciones regionales para apoyar la huelga, que también exige nuevos salarios y liberar las cargas de trabajo.

La secretaria de Educación, Nicky Morgan, dijo que la huelga era “innecesaria” y “perjudicial”.

La respuesta de la unión fue que “los profesores no toman acciones de huelga a la ligera”, y que se disculpan “de todo corazón con los padres por la interrupción”. “Los problemas que enfrenta la educación, sin embargo, son demasiado grandes para ser ignorados y sabemos que muchos padres comparten nuestras preocupaciones.  La huelga es por la falta de financiación de nuestras escuelas y el impacto negativo que está teniendo en la educación de los niños y los términos y condiciones de los maestros”.

El Gobierno ha criticado el plan porque “perjudicará la educación de los niños” y creará inconvenientes a los padres.

El 91% de la Unión respalda la huelga que se prolongará durante 24 horas.