Miles de personas se reunieron en Trafalgar Square este miércoles para rendir un emotivo homenaje a la MP Jo Cox, asesinada esta semana en el norte de Inglaterra.

En Trafalgar se vieron escenas conmovedoras de los amigos y los colegas de la MP laborista que llevaban rosas blancas para lo que habría sido su 42 cumpleaños.

Su marido Brendan y sus hijos – hija de tres años de edad e hijo Lejla Cuillin, de cinco – viajó en su casa flotante a lo largo del río Támesis para el servicio conmemorativo de la diputada asesinada el jueves pasado por un fanático neonazi.