Cientos de personas protestaron este sábado en el centro de Londres para pedir la dimisión del primer ministro británico, David Cameron, tras la difusión de los ‘Panama Papers’.

Con sombreros de Panamá, los  manifestantes se concentraron en el número 10 de Downing Street, la residencia oficial del mandatario, para exigir su renuncia pocas horas después de que confesara que fue beneficiario de un fondo de inversión en un paraíso fiscal.

Los manifestantes se apostaron luego en un hotel de Covent Garden, donde el primer ministro daba un discurso ante miembros del Partido Conservador.

En su alocución, Cameron reconoció haber cometido fallos en la forma en que enfrentó el escándalo que durante los primeros días salpicó a su padre ya fallecido. No obstante, el primer ministro también fue señalado de estar vinculado con la trama de una  supuesta evasión de impuestos.